Todo sobre el Auto-masaje QI GONG

Unido invariablemente a la teoría oriental sobre el Qi (Chi o Ki, según quien sea el autor), los primeros tratados serios sobre el arte del masaje chino datan de los años 2205 al 1766 a.C. y se menciona el uso que se daba a las herramientas de labranza, no solamente para la defensa personal, sino también para dar masajes muy específicos. Se empleaban las piedras, los huesos y hasta las espinas de los pescados como sondas para curar los dolores y las inflamaciones, en una línea similar al uso de las agujas de acupuntura. No hay que olvidar que, aunque las agujas actuales sean muy delgadas y pulidas, las que existían hace cientos de años eran tremendamente toscas.

El descubrimiento de una nueva profesión

En los años 700 llegan estas técnicas en las que se emplean las manos para realizar masajes curativos de importancia. Se enseña el auto-masaje y ello da lugar a la aparición de más masajistas titulados. Más tarde se experimenta sobre la reflexoterapia podal para curar enfermedades corporales en general. Se aplica también el masaje en los partos, para acelerar la curación de heridas y fracturas, al mismo tiempo que se dan pautas concretas para no cometer errores. Se dice que el sudor lo puede tener el masajista pero no el paciente, que no se debe simultanear la presión con la frotación y que los niños requieren técnicas especiales.

Pero la teoría de los masajes chinos todavía no fue completa hasta la introducción del concepto Qi en la curación de las enfermedades. Este concepto tuvo su mejor desarrollo y estudio justo con el renacer de las artes marciales. Anteriormente habían sido los monjes del templo Shaolín, posteriormente exterminados y masacrados, quienes impartieron conjuntamente sus clases de autodefensa y las de curación mediante el masaje Qi. No obstante, y aunque debemos a estos monjes la difusión del sistema en Occidente, ellos lo empleaban de una manera reducida,casi exclusivamente para tratar sus propias lesiones de las luchas, por lo que se perdió parte de la experiencia acumulada en niños y mujeres.

El QI y la energía

La teoría china sobre la energía es muy simple: existen tres fuerzas que son el Universo, la Tierra y el Hombre, siendo la primera la más importante, ya que a través del Universo nos llegan todas las manifestaciones vitales, como pueden ser la luz (solar o lunar) o energía que proviene de los planetas y estrellas. Cualquier alteración meteorológica que ocurra en la Tierra, lo mismo que los llamados desastres naturales (terremotos o volcanes en erupción, por ejemplo), sería solamente adaptación del equilibrio energético celeste. En este sentido no hay que considerar a los desastres naturales como algo perjudicial en la naturaleza sino como beneficioso, aunque las poblaciones humanas afectadas queden diezmadas y seriamente perjudicadas. La naturaleza no cuida al ser humano más que a sí misma y su única finalidad es mantenerse en equilibrio, aunque ello implique arrasar a algunas especies. La teoría Gaia, que afirma que el planeta Tierra es un inmenso ser vivo, se ve confirmada en los desastres naturales.

Por todo esto el Qi es cualquier tipo de fuerza o expresión de energía, entre ellos el magnetismo, el calor, la luz o la electricidad, de igual modo que las acciones humanas están controladas por el mismo Qi, hasta el punto de que las malas acciones se consideran perturbaciones de este equilibrio, aunque en ese individuo exista una gran manifestación de energía. De hecho, en la medicina china se da tanta importancia al estado de salud como a la longevidad y por ello se cuida a los ancianos como personas privilegiadas que han sabido mantenerse más tiempo con vida.

La juventud no es considerada, como en Occidente, como un bien, sino como una edad de adaptación muy conflictiva para el individuo. La paz espiritual y la felicidad solamente se logran alcanzar en la vejez, conclusión que está en franca oposición a la occidental, en donde se considera que juventud y belleza son los mayores beneficios del ser humano.

Terapia energética alternativa

QI GONG: Alternativa fiable en la medicina osteopática

En el ser humano todo ello tendría una relación directa con los alimentos y el aire que respiramos. Después habría otra influencia igualmente importante que es la relacionada con nuestra calidad de vida, los pensamientos, sentimientos y actividades. La palabra Kung-fu, que para la mayoría es solamente sinónimo de arte marcial, viene a indicar cualquier tipo de actividad que requiera un esfuerzo o aprendizaje y tiene el mismo significado que Qi Gong, término que ha desplazado al anterior para diferenciar la faceta guerrera de la curativa, aunque ambos son lo mismo. Además, el Kung-fu que conocemos trata de desarrollar más el cuerpo que la mente, aunque ambos se estudian, mientras que el Qi Gong es considerado como una ciencia curativa de la mente y el cuerpo.

Por tanto, si la enfermedad es consecuencia de un desequilibrio orgánico o mental, se impone restablecer ese equilibrio perdido y para ello utilizan la acupuntura, las hierbas medicinales o la meditación, así como los ejercicios del Qi Gong. De no existir esta última técnica la medicina china sería una medicina pasiva, similar a la occidental, en la cual el enfermo no hace nada por restablecer su salud y lo deja todo en manos de los terapeutas.

Puedes dejar tu opinión aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *