El masaje terapéutico: Drenaje Linfático

El método del drenaje linfático, divulgado por el doctor Vodder, trata la congestión e inflamación que sufren los ganglios linfáticos corporales cuando existe un problema crónico relativo a impurezas, infecciones o tóxicos. Es fácil comprobar estas alteraciones palpando los ganglios del cuello, de las axilas o la ingle, los cuales se hinchan y endurecen en numerosas patologías.

¿En qué consiste esta técnica?

Un adecuado sistema de masaje favorece la movilización de la linfa y evita su estancamiento, permitiendo que siga circulando libremente por los vasos colectores, los cuales desembocan en la axila, la ingle y el cuello. Siguiendo su recorrido fisiológico, podemos averiguar el origen de la enfermedad, ya que la linfa que recorre las piernas y el abdomen desemboca en los ganglios de la ingle, la de los brazos, tórax y espalda, en los ganglios de la axila, y de la cabeza, cuello y hombros, en los ganglios de las orejas.

Un masaje adecuado logrará que las acumulaciones se integren en el sistema venoso y con ello puedan ser eliminadas. Para lograr este efecto es necesaria una presión mínima, sin ningún parecido a un masaje, sobre la piel, en el sentido de la corriente de la linfa. Realizar presiones más enérgicas no solamente no logran su fin, sino que pueden perjudicar el adecuado flujo de la linfa. Por ello no es conveniente dar un masaje normal a una persona que tenga los ganglios linfáticos abultados o con edemas. 

Una contraindicación a este masaje son las infecciones o los traumatismos, ya que un masaje de este tipo puede contribuir a extender el mal en lugar de difuminarlo. Por ejemplo, no es indicado para personas con angina de pecho, trombosis, tumores malignos, las que padecen de hipertiroidismo o sufren de alguna enfermedad de la piel.

No obstante, es útil como analgésico, tranquilizante, para estancamientos venosos, reforzar las defensas, eliminar el exceso de ácido láctico, movilizar los estancamientos intestinales, mejorar el acné, la caída del cabello, las piernas pesadas, vértigos, jaquecas y favorecer la recuperación funcional después de permanecer en cama largo tiempo.

Cómo hacer el drenaje linfático

Es importante que esta terapia propuesta por Emil Vodder a base de este tipo de masaje, sea realizada por un especialista con conocimiento y experiencia. Aun así, desde osteopatia10 te mostramos las 4 directrices más importantes a tener en cuenta para que conozcas de primera mano cómo se deben realizar estos masajes.

  • Debe hacerse cuando el paciente esté totalmente relajado. Es especialmente importante este punto, puesto que el estrés hace que el cuerpo se tensione y no se pueda trabajar de manera óptima.
  • El masaje se ha de hacer lentamente y sin presionar fuertemente en las zonas afectadas. Deberá hacerse de manera suave y cuidadosamente.
  • Suelen tener una duración aproximada de 2 horas, pero dependerá de la zona y las necesidades de cada paciente.
  • Utilizar un utensilio para masajes no es totalmente necesario en la práctica de esta técnica.

Recuerda que este es solo un método alternativo de masaje de todos los que hay. Si quieres conocer qué más opciones osteopáticas tienes, te animamos a que te des un paseo por este artículo. ¡Descubre la magia del masaje!

Puedes dejar tu opinión aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *