¿Es el yoga la terapia alternativa más afectiva?

En las culturas orientales encontrar el bienestar del individuo ha sido el objetivo de las sociedades, una de las alternativas para encontrar ese bienestar físico y espiritual ha sido la práctica del yoga o conocida mundialmente como la meditación. Esta técnica osteopática de relajación nos permite encontrarnos con nuestro ser interior a través de técnicas de respiración, dejando que nuestro cuerpo llegue a un estado de relajación total.

Meditación: ¿la técnica definitiva?

La meditación produce efectos fisiológicos en el organismo. Las ondas cerebrales durante la práctica de la meditación, aparecen más sincronizadas y funcionan con mayor coordinación entre el hemisferio derecho e izquierdo. La práctica del yoga la meditación busca estados de tranquilidad, llegando a un equilibrio emocional donde la armonía espiritual sea la generadora de un bienestar físico tanto en nuestro ser físico cuanto en nuestro ser espiritual.

La técnica de la meditación es uno de los métodos más sencillos y potentes para activar y depurar nuestra energía. Muchos practican la meditación para relajarse, además de relajar corporalmente, la meditación abre las mentes a la energía. El yoga es un arte milenario practicado desde hace 5.000 años, de hecho el mundo occidental lo está practicando actualmente. Y cada vez, hay más gente que se apunta a probarlo ya que el resultado que tiene en nuestro cuerpo es sorprendente. Si te apetece, puedes echar un vistazo a este artículo para saber más sobre la historia de los métodos alternativos más utilizados, como el yoga.

La técnica y sus beneficios terapéuticos

Una larga práctica de las técnicas de la meditación, determina un mayor control del sistema nervioso autónomo. La meditación origina cambios corporales especialmente en nuestra actividad cardíaca y cerebral, que se producen mediante los estados de meditación profunda, para poder alcanzar ese grado de tranquilidad y paz para de esta forma canalizar nuestras energías a nuestro ser y llenarnos de esta energía reparadora e espiritual.

Son muchas las formas de meditación que logran depurar los chakras, pero hay que tener en cuenta que algunas técnicas meditativas resultan más eficaces que otras por lo que se refiere a acelerar el proceso de la comunicación interior. La técnica es muy sencilla: comenzamos respirando y relajándonos. Debemos sentarnos en un lugar donde no tengamos distracciones, de manera que tengamos nuestra columna vertebral recta y que nuestros pies toquen el suelo. Con los ojos cerrados haremos ejercicios de respiración.

El éxito de esta técnica es llegar a alcanzar que nuestra mente quede totalmente en blanco, que no esté invadida de pensamientos. A mayor grado de relajación, más probabilidad de encontrarnos con nuestro ser espiritual estaremos conectando con la energía universal. 

La técnica, cada vez que la practiquemos, nos permite neutralizar la influencia que la vida diaria provoca en nuestro cuerpo. Al interiorizar comenzaremos a generar nuestra propia vibración espiritual y sentiremos un mayor despertar en nuestros sentidos y nuestro ser. Si vemos que nuestros pensamientos no nos dejan interiorizar, nos concentraremos en nuestra respiración, de esta forma distraeremos nuestra mente para que no genere pensamientos que nos distraigan de nuestra concentración y lleguemos a un estado de vibración espiritual alta. La ejecución del sistema yoga es controlar los sentidos

En las sesiones de meditación se ha comprobado su alta eficacia para relajar, nos ayudan cuando nos aqueja el estrés. El yoga la meditación lo que busca es que aprendamos a calmar nuestras emociones. Mediante esta técnica alternativa osteopática, podemos encontrarnos con nuestro yo interior, donde convergen todos nuestros pensamientos y acciones que luego nos limitan a trascender a una vida plena. Al estimular ese ser interior con la meditación, lograremos una trascendencia espiritual, donde triunfara no nuestra mente ni nuestro cuerpo material si no nuestro cuerpo espiritual. 

Con la perseverancia en los ejercicios de meditación, estableceremos nuevos circuitos neuraleslos mismos que evitaran la reaparición de los efectos del estrés, mediante largas sesiones de meditación se irán eliminando gradualmente las tensiones acumuladas en el propio tejido cerebral.

Esperamos que esta lectura te haya ayudado a comprender como con el yoga podemos llegar a estados de tranquilidad espiritual. Esta técnica milenaria es de gran ayuda para poder afrontar muchas de las enfermedades que en el mundo actual nos aquejan.

Puedes dejar tu opinión aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *